Compartir

El colectivo artístico “Anonymouse” creó un restaurante y una tienda de comestibles en miniatura… ¡para los ratones! Apostamos a que el chef sugiere en su carta una gran variedad de quesos.

En el sur de Suecia, en la pintoresca ciudad portuaria de Malmö,  considerada una de las ciudades más sustentables de Europa, ahora también se ocupan del bienestar de los ratones. Por lo tanto, en la esquina de Bergsgatan y Almbacksgatan, en la parte inferior de un edificio ordinario, quienes son muy observadores pueden ver marquesinas bastante originales: las de la tienda de comestibles “Noix de vie” y un restaurante italiano llamado “Topolino”.

En el menú se ofrece queso y galletas, que se pueden disfrutar en una pequeña terraza con flores en la que encontramos hasta una bicicleta estacionada cerca de la entrada. Si miramos más de cerca, notamos que por sus diminutas dimensiones, estos encantadores lugares están destinados a recibir una clientela muy peculiar.

Sucede que la ausencia de tiendas exclusivamente para los ratones es como una vergonzosa discriminación que debe ser remediada tan pronto como sea posible. ¡Los ratones también tienen el derecho a pasear y a hacer sus compras!

El colectivo creativo “Anonymouse” explica que los residentes de la ciudad y otros anónimos han invertido sorprendentemente en la construcción de esta pequeña zona para los ratones.

La gente de Malmö parece haber tomado esto en serio y casi de inmediato comenzaron a aparecer objetos en miniatura en la escena: carteles, queso, animales de plástico. Algunos incluso trajeron a sus mascotas para dar una vuelta.

De hecho, los detalles más realistas han sido totalmente hechos a mano y están decoradas de manera sutil, como en un cuento de hadas o un dibujo animado con objetos encontrados. Mesita, jardín, menú de la ventana, guirnaldas, muebles…

Los detalles se han establecido cuidadosamente y con mucho esfuerzo. Por lo que se siente como en un verdadero restaurante y una tienda real. Sólo cuando vemos el entorno circundante notamos que el pequeño lugar es realmente accesible a los roedores.

Compartir