Compartir

Las etiquetas y pegatinas en las frutas de los supermercados están destinadas a ser reemplazadas, de acuerdo a las nuevas normas de la Unión Europea, por “tatuajes” láser impresos en su piel.

La UE aprobó la nueva legislación en enero 2017 y ésta entrará en vigor a partir del 23 de junio. Ya desde 2009 se utilizaba esta tecnología para tallar una marca visible, usando directamente el láser y obteniendo como resultado una despigmentación de la superficie de la pieza. El problema es que no se producía una marca visible en todas las piezas. Luego de años de investigación y desarrollo se logró utilizar con éxito para ciertas frutas unos aditivos potenciadores del contraste, junto con el láser, consiguiendo el mismo efecto que en las demás frutas, donde sí funcionaba la aplicación directa.

Los óxidos e hidróxidos de hierro, al ser aplicados en las superficies de frutas o verduras tras la despigmentación mediante láser, mejoran el contraste de estas partes con respeto al resto de la superficie al interactuar con los componentes liberados de la piel. Este efecto, permite utilizar exitosamente el sistema para marcar frutas o verduras. A estos aditivos naturales se los conoce como “Potenciadores de contraste”

La decisión de la UE significa que los almaceneros y minoristas ahora pueden utilizar láseres con óxidos de hierro, hidróxidos y otros dispositivos digitales para “tatuar” la piel de la fruta. Estas marcas láser pueden contener códigos de barras o información sobre el producto y podrán usarse para reemplazar las etiquetas adhesivas. Las tiendas  y los proveedores podran indicar dónde se recogen sus productos y dónde se venden. Los beneficios de la tecnología láser es la “trazabilidad mejorada” para los compradores.

“Los consumidores tendrán absoluta certeza que el producto que compran está garantizado”, comentó Jaime Sanfelix, director general de Laser Food.

También explicó que actualmente los productos sueltos son retirados de los cartones y vendidos de forma “anónima”, con el inconveniente de perder la información de procedencia, elaboración o vencimientos.

Compartir