En los próximos días Apple dará apertura a su nueva sede principal, un complejo de 71 hectáreas visionado por Steve Jobs como un centro para la “creatividad y la colaboración.

El proceso para mover a más de 12 mil empleados tomará alrededor de seis meses.

Rodeado de zonas verdes, el edificio central, que cuenta con una extensión de 26 hectáreas, está cubierto en su totalidad con los paneles de vidrio curvo más grandes del mundo. En el Apple Park también se abrirán las puertas de un teatro que rinde homenaje a su fundador; el teatro Steve Jobs, ubicado en un lugar con vista a las zonas verdes y con capacidad para mil personas.

También tendrá un gimnasio de 9 mil metros cuadrados para sus colaboradores y un lugar acondicionado para la investigación y el desarrollo de software y hardware de la empresa. Este complejo también le dará la bienvenida a los seguidores de la compañía que quieran pasar por el centro para visitantes, con una tienda Apple Store y un café abierto al público.

“La visión de Steve para Apple fue mucho más allá de nuestros tiempos. Él pretendía que el Apple Park fuera un hogar de la innovación para las generaciones futuras”, dijo Tim Cook, CEO de Apple.