Compartir

El primer ferrocarril de energía solar del mundo comenzó a circular a fines de diciembre 2017, en la ciudad costera de Byron Bay, en el norte de Nueva Gales del Sur, Australia.

Es la realización de un sueño de ocho años en manos de los propietarios del lujoso complejo hotelero Elements of Byron y su director de desarrollo, Jeremy Holmes.

Este tren cuyas emisiones de CO2 son cero, realizó su primer viaje con casi 100 pasajeros a bordo el 16 de diciembre 2017.

Byron Bay Railroad Company, el tren de dos vagones del año 1949 restaurado con cariño y dedicación transporta pasajeros entre la estación de North Beach, desde el Resort de lujo, y el centro de Byron Bay.

Corriendo en las vías férreas existentes de 110 años de antigüedad que vieron por última vez el servicio regular en 2004, el costo es de $3 en un solo sentido por un viaje de tres kilómetros que demora unos siete minutos, y permite a los huéspedes del Resort, y a cualquier persona que quiera abordar, evitar el tráfico del municipio de Byron. Hay espacio para 100 pasajeros sentados, además de equipaje, tablas de surf y algunas personas de pie.

“Como servicio de pasajeros, este tren es excelente. Puede funcionar a 115 km/h pero funcionará a bajas velocidades en Byron. Es silencioso, liviano y limpio. Hay un movimiento en todo el país de regreso al tren a medida que las personas se dan cuenta de sus beneficios. Mantiene los autos fuera de las carreteras, facilita la interacción humana y, sobre todo, es inmensamente sostenible dado el alto número de pasajeros y el bajo consumo de combustible. Movimientos como los que fomentan la reutilización, el uso mínimo y el steam punk han contribuido a la revalorización del tren”, sostiene Tim Elderton, director general del taller ferroviario de Lithgow.

El tren de 70 toneladas tiene 6.5 kilovatios de paneles de energía solar. También un sistema solar de 30 kilovatios.

La formación posee un freno regenerativo, lo que significa que puede acumular energía cuando frena para luego acelerar. También tiene instalado un motor diesel, sólo para respaldo de emergencia en caso de falla eléctrica.

El servicio de trenes no ha sido inaugurado sin sus detractores. Algunos residentes cuyas propiedades están a los lados de la línea, con las vías que corren entre sus casas y la playa, han protestado en contra por alterar la tranquilidad del vecindario.


También te puede interesar:

🚃 Andean Explorer, el primer tren de lujo de América del Sur

🚂 ¿Te gusta viajar en tren? No te pierdas el Shiki-Shima, puro lujo sobre rieles

✈ El primer avión solar de la historia que da la vuelta al mundo

Compartir