Compartir

Ali Skanda es un superhéroe de la vida real. Su conocimiento y habilidad, que lo han llevado desde las costas de Lamu, Kenia, hasta acompañar al presidente Uhura Kenyatta, no es algo que se le haya dado dentro de las paredes de un aula. La experiencia de vida de Ali se deriva de sus raíces familiares en el comercio de la construcción de barcos de Lamu que se remonta a siglos atrás, y ha evolucionado a través de su propia obra emblemática: el primer barco hecho completamente de plástico marino reciclado, conocido por los lugareños como el FlipFlopi.

Ali es un Dhow Fundi, un término en swahili sinónimo de “Maestro Artesano”. Proviene de una familia de constructores de barcos en Lamu que se remonta a cuando los primeros colonos llegaron en el 1300. Ali aprendió a construir barcos de su padre, quien lo aprendió de su padre, y ahora ha aplicado esa habilidad para convertirse en un líder notable del ambientalismo y el progreso social en Kenia.

El FlipFlopi fue construido a partir de plásticos marinos y más de 30.000 ojotas o sandalias playeras que Ali y su equipo de constructores de dhow tradicionales recolectaron de la costa de Kenia y se convirtieron en una obra maestra colorida y marinera. El 28 de agosto de 2017, Kenia introdujo una prohibición a nivel nacional del uso de bolsas de plástico, y Ali es un ejemplo de la dedicación del país para limpiar sus orillas de plásticos.

El barco ha sido el primero en el mundo, desde las técnicas de construcción únicas hasta la expedición pionera, al enfrentar el viaje más al sur que cualquier otra expedición previa al traicionero Océano Austral y el Cabo de Hornos. El proyecto fue liderado por una colaboración entre Skanda y el experto en reciclaje de plásticos Sam Ngaruiya de Regeneration Africa con sede en Malindi.

El valor de la experiencia de vida de Ali se ha elevado recientemente a una plataforma global, ya que ha sido reconocido por el presidente de Kenia, Uhura Kenyatta, en el Día de Mashujaa, un día para honrar a los héroes en Kenia que hacen un trabajo notable para el bienestar y la independencia continuada del país.

Ali ha puesto a Lamu en el mapa como un lugar de mentes innovadoras, ya que personas de cerca y de lejos visitan sus costas para dar un paseo en el FlipFlopi.

El barco ha sido botado el 15 de septiembre 2018 fecha en la que se celebra el Día Mundial de la Limpieza de las Playas, y ahora sirve para enfatizar en la necesidad de que las personas mantengan la limpieza en las playas. La expedición navegará desde Lamu, a lo largo de las costas de Kenia, Tanzania, Mozambique y en adelante hacia Ciudad del Cabo, Sudáfrica con una fecha de llegada aproximada a Ciudad del Cabo en febrero de 2019. El viaje durará entre 3 y 4 meses. Ofrecen espacios limitados en la expedición por períodos de dos semanas. Si quieres formar parte de esta travesía única, ¡únete a ellos!

Compartir