Compartir

El grupo Alstom innova con el lanzamiento de un tren de cero emisiones, impulsado por hidrógeno.  Esta es una primicia mundial, liderada por un grupo francés, pero se lleva a cabo en Alemania. El fabricante Alstom, lanzó el primer tren de hidrógeno en servicio comercial en 2018.

“El primer tren de hidrógeno del mundo entra en servicio comercial y está listo para la producción en masa”, dijo el CEO de Alstom, Henri Poupart-Lafarge. El líder también dio la bienvenida a una innovación nacida del trabajo de un equipo franco-alemán, ejemplo de una colaboración transfronteriza exitosa.

El tren está equipado con baterías de combustible que convierten el hidrógeno almacenado en el techo y el oxígeno ambiental en electricidad. Las baterías de iones de litio también se utilizarán para almacenar la energía recuperada durante el frenado, que se reutiliza en las fases de aceleración. Estos trenes de emisión cero son poco ruidosos y emiten sólo vapor de agua y agua condensada. El tren de hidrógeno tiene, según Alstom, una autonomía de 1.000 kilómetros entre dos completos, casi tanto como un tren diesel.

Esta tecnología es presentada por el grupo como una alternativa prometedora y más barata que el diesel, especialmente para líneas no electrificadas y una fortuna en las grandes ciudades donde las autoridades quieren concentrarse en los combustibles menos contaminantes.

El grupo ya ha firmado cartas de intención con cuatro Länder o estados alemanes. Otros países han mostrado interés, señaló Alstom, como el Reino Unido, los Países Bajos, Dinamarca, Noruega, Italia, Canadá y Francia.

Compartir