Compartir

Los techos de cientos de paradas de autobús se han cubierto de plantas como regalo para las abejas, en una ciudad de los Países Bajos.

Principalmente compuestas de plantas sedum, un total de 316 han sido cubiertas de vegetación en Utrecht.

Los refugios no sólo apoyan la biodiversidad de la ciudad, como las abejas y los abejorros, sino que también ayudan a capturar el polvo fino y almacenar el agua de lluvia.

Los techos son atendidos por trabajadores que conducen vehículos eléctricos, y las paradas de autobús han sido equipadas con luces LED de bajo consumo y bancos de bambú.

Son sólo una de las medidas que Utrecht ha introducido para mejorar la calidad del aire. El objetivo de la ciudad es introducir 55 nuevos autobuses eléctricos para fin de año y tener “transporte público completamente limpio” para 2028.

La electricidad utilizada para alimentar los autobuses provendrá directamente de los molinos de viento holandeses.

Utrecht también ejecuta un esquema que permite a los residentes solicitar fondos para transformar sus propios techos en techos verdes.

Fuente: independent.co.uk


También te puede interesar:

Voluntarios plantan 11.500 árboles para recuperar bosque incendiado en Patagonia

🌺🐝Un corredor de flores de 11 km para ayudar a las abejas

🐝 Mujeres que salvan abejas y se empoderan como empresarias

Un árbol plantado por cada nacimiento en la ciudad de Bruselas

Compartir