Compartir

Al final de una visita de dos días a Capitol Hill, la activista climática sueca Greta Thunberg, de 16 años, dio un mensaje contundente a los miembros del Congreso: “Despierten”.

– “Este no es el momento ni el lugar para los sueños, es el momento de despertarse. Este es el momento en la historia que necesitamos estar bien despiertos”, dijo Thunberg en un discurso el miércoles por la noche ante los miembros del Congreso en el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara.

– “Esta es la crisis más grande que la humanidad haya enfrentado, no se puede resolver una crisis sin tratarla como tal. Dejen de decirle a la gente que todo estará bien. Como parece ahora, todo no estará bien”, dijo.

Las severas palabras reflejaron el sentido de Thunberg, después de varias reuniones con políticos, de que demasiada apatía aún impregna la política climática estadounidense.

– “Si continúa así, no vamos a llegar a ninguna parte, en realidad transformaremos las palabras en acción, la acción que necesitamos ahora”, agregó.

En su primer viaje a Washington como la activista climática más destacada de la historia, Thunberg vio de primera mano un gobierno dividido, donde los republicanos, que han tenido una política de negacionismo e inacción por la crisis climática, controlan la Casa Blanca y el Senado, y los demócratas, un poco mas tibios y preocupados, se ven impedidos de proponer cambios, pues sólo controlan la Cámara.

Como parte de sus esfuerzos por concientizar al otro lado del Atlántico, Greta y otros activistas jóvenes de grupos como Zero Hour y la Alianza Global de Comunidades Territoriales se reunieron con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi el miércoles y presentaron un conjunto de demandas incluyendo una llamada para apoyar un Nuevo Acuerdo Verde.

Greta también se reunió con el ex presidente Barack Obama, pero no con el presidente Donald Trump, quien niega la crisis del clima. Sin embargo Thunberg y otros protestaron frente a la Casa Blanca.

Si bien su presión en Washington puede no arrojar resultados políticos inmediatos como lo ha hecho en Europa, su visita sigue siendo crítica. Está demostrando el poder del movimiento social masivo sobre el clima que ha ayudado a construir, un movimiento que es probable que se fortalezca con el tiempo.

Los comentarios de los patrocinadores hablan de una diferencia clave entre la forma en que se ve el cambio climático en los Estados Unidos y Europa: los escépticos climáticos, provenientes principalmente del poder económico e industrial en los Estados Unidos, han sido más efectivos para confundir los mensajes y detener la urgencia en torno al calentamiento global.

Más allá de Greta, hay un movimiento climático creciente en los Estados Unidos. El año pasado se produjo una ola de activismo impulsada en gran parte por jóvenes entre la adolescencia y los veinte años. Y a diferencia de Thunberg, que insta a los políticos a escuchar la ciencia y no dejar que el clima se atasque con la política, estos grupos están utilizando tácticas abiertamente políticas. Mientras tanto, Greta se ha propuesto ser una figura que inspire a todos, sin inclinaciones partidistas.


También te puede interesar:

Jóvenes por el clima: “Vamos a cambiar el destino de la humanidad”

⛵️ La joven activista Greta Thunberg viaja a Nueva York en un velero cero emisiones de carbono

✔️ Mujeres a la vanguardia de la acción climática

🌎 Jóvenes protestan por el Cambio Climático

Compartir