Compartir

Jesica Pullo, diseñadora y emprendedora argentina egresada de FADU, Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires, fundó BIOTICO una marca de moda ética y sostenible, con compromiso social declarada Proyecto de Interés Cultural por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Sus prendas surgen del reciclado de sachets de leche, paquetes de snacks y descartes textiles de la industria.

El compromiso ambiental de BIOTICO se expresa de dos maneras:

En primer lugar, todas sus prendas están hechas por completo con material reciclado o recuperado. Trabaja con descartes generados en la producción textil de los más destacados diseñadores de Buenos Aires, lo cual garantiza textiles de alta calidad para cada una de las prendas.

En segundo lugar, BIOTICO actúa como una plataforma de concientización sobre problemáticas ambientales, dando charlas y entrevistas en eventos, televisión, radio, revistas y noticias. También brinda talleres de textiles reciclados, compartiendo sus técnicas con niños, adolescentes y adultos.

Jesica nació en el barrio La Salada, Partido de La Matanza, Provincia de Buenos Aires, Argentina, donde se realiza una de las ferias textiles que mayor polémica sigue generando. Al ver tanta contaminación en la zona y conocer las condiciones de trabajo de las personas en talleres clandestinos, decidió que no quería ser parte del sistema de producción de indumentaria esclavista y contaminante y se propuso hacer algo desde su lugar.

BIOTICO fue su proyecto de graduación en la carrera de Diseño de Indumentaria.  Comenzó a experimentar con toda clase de desechos y luego llegó a realizar prendas con descartes urbanos y textiles. Al mismo tiempo se capacitó en sostenibilidad y transparencia en el sector textil, lo que le permitió conocer el impacto negativo que tenía la industria de la moda. Se acercó a distintas ONG para transmitirles las técnicas textiles que había desarrollado.

Desde el 2016 trabaja junto al taller ALPAD (Asociación Laboral Para Adultos con Discapacidad intelectual) en la producción de los textiles reciclados que luego utiliza para desarrollar sus prendas de art couture. 

¨Desde BIOTICO tenemos el compromiso de generar un impacto positivo en la sociedad. Capacitamos y empleamos poblaciones vulnerables para la producción de nuestras colecciones, a la vez que los empoderamos con habilidades y conocimientos útiles para que en el futuro puedan llevar a cabo sus propios emprendimientos sustentables¨, explica Jesica.

BIOTICO es lujo sostenible. Está dirigido a un público consciente que valora el diseño, y la historia que hay detrás de cada producto, el material con el que está hecho y por quién está hecho. Mis clientas tienen la posibilidad de adquirir un producto que fue pensado desde el diseño pero también desde el factor humano y ambiental”, sostiene Jesica.

Otros materiales provienen de descartes urbanos y domésticos tales como sachets de leche, paquetes de papas fritas o bolsas plásticas. De esta manera revaloriza los desechos transformándolos en materia prima y textiles para sus colecciones.

¨Nuestro producto final demuestra que materiales y personas que muchas veces son excluidos del sistema laboral, pueden formar parte de la cadena de producción de prendas de primera categoría, si se les da la oportunidad¨, dice Jesica.

La emprendedora además es miembro de la Asociación Moda Sostenible Argentina y comercializa sus prendas a través de la plataforma Mercado Ético, además ganó el primer lugar de Fashion Digital Made en Roma.

Para conocer más acerca de su trabajo puedes cliquear aquí para acceder a su Página Biótico,  al Facebook  o a su Instagram.

Fuente: Mundo Textil / 2019


También te puede interesar:

👚 CARCEL, la marca de ropa que empodera a mujeres en prisión

👚 3 Sorprendentes razones para comprar ropa usada

👗 La Moda Circular

🌊 Moda sostenible desde la profundidad del océano

Compartir