Compartir

José Tomás Acevedo Frías, un joven de 25 años, es diseñador industrial y es consciente de que vivimos en un sistema insostenible, donde hemos saqueado y explotado nuestro planeta, por lo que ha buscado una solución de diseño contestatario a la manera tradicional con la que se fabrican la mayoría de los productos en el mundo. Así fue como fundó Colihue.

Junto con un grupo de amigos iniciaron una investigación de experiencias internacionales sobre la capacidad estructural del colihue, para proyectar las posibles aplicaciones constructivas. Decidieron tomar el colihue, bambú nativo de Chile, y aprovechar sus beneficios creando cuadros de bicicleta con este material, optando por un desarrollo sostenible. En 2016 el proyecto ganó un Fondart.

El bambú a nivel mundial, es actualmente una opción cada vez más elegida para nuevas iniciativas en cuanto a objetos y como material de construcción, A partir de esta materia prima se puede hacer papel, tela, terciado, perfiles compuestos para la construcción, estructuras varias, carbón combustible, carbón activado, cestería, artesanías y muchas otras cosas más.

Colihue se ha transformado en un laboratorio productivo de investigación y desarrollo en busca de profesionalizar y revalorizar al bambú nativo de Chile. Teniendo como objetivo el respeto por la naturaleza y su equilibrio, apuntan a crear productos conscientes y de alta calidad. Cada cuadro significa 50 horas de trabajo.

Cultivando y resguradando el bosque nativo apuntan al desarrollo de la cultura local sostenible.
Por otro lado, el bambú es una de las plantas con mayor velocidad de crecimiento y de mayor consumo de CO2, que además es un excelente recuperador de suelos erosionados. En otras palabras, sólo entrega beneficios al medioambiente. Algunas de sus especies son más fuertes que el concreto, además de ser flexibles.

El bambú que se utiliza es el Bambusa Chusque Culeou, una de las 11 especies de bambúes nativos identificadas en Chile. En el sur de Chile hay presencia de bambú nativo silvestre en más de 3.5 millones de hectáreas v/s 2,5 millones de ha de Pino. Esta especie tiene la característica de ser un gran recuperador de suelos, albergando y protegiendo diversidad de organismos, generando biomasa y nutriendo la tierra.

Actualmente brindan talleres en donde dan a conocer las capacidades estructurales del colihue brindando a los participantes la oportunidad de fabricar sus propias bicicletas.

Fuente: Colihue / Cliquea aquí para conocer más acerca de este proyecto


También te puede interesar:

🚲 Las bicicletas de bambú que cambiaron una comunidad

El sendero para bicis que brilla de noche cargado sólo por el Sol

🚴 Las Bicis son el nuevo Papel Higiénico

🌱 Sembró más de 11.000 árboles para devolver agua al bosque

🌱 Creó botellas de bambú para terminar con el plástico

🚲 Pagan dinero extra como incentivo por ir en bici al trabajo

🚲 Bicicletas recicladas en máquinas de usos múltiples

Compartir