Compartir

Raphaël, un niño parisino de 10 años con una conciencia ecológica bien desarrollada se ha encomendado a una misión: sacar los objetos de chatarra abandonados en el fondo del río Sena. 

El Sena está lleno de todo tipo de desperdicios: desde doméstica “simple” hasta medios de transporte. Para limpiarlo, este niño practica la pesca magnética. Este método consiste en llevar la chatarra que se ha acumulado en el fondo del río hasta el muelle

Para Navidad, a Raphaël le regalaron dos imanes: uno capaz de atraer y remolcar 800 kilos, el otro dotado con un poder de atracción de 360​​°; ambas herramientas le permiten llevar a cabo su misión.

Una vez los objetos fuera del agua, la red de higiene urbana los recoge a través de la aplicación DansMaRue. Esta plataforma permite informar al Ayuntamiento de la Ciudad de París, la presencia de artículos voluminosos acumulados en las calles para que sean recogidos y transportados al vertedero por los servicios comunales. Luego, la chatarra es procesada en el Centro de Reciclaje.

Entre sus descubrimientos más increíbles: el sommier de una cama doble, bicicletas, scooters, monopatines e incluso una escalera de 6 metros. Y la lista sigue creciendo cada día. Ya alcanzó las 7 toneladas en tres meses.

Raphaël tiene una cuenta de Instagram donde publica y comparte sus “capturas” y advierte sobre la esta contaminación invisible, dado que se encuentra cubierta por el agua.

https://www.instagram.com/p/B9KlAKliqJv/?utm_source=ig_web_copy_link

Fuente, fotos y videos: Raf sur Seine en Instagram


También te puede inspirar:

🌱 Sembró más de 11.000 árboles para devolver agua al bosque

🌱 Este joven planta árboles e ideas: más de 15200 millones plantados en 193 países

🌴 Este hombre plantó un Árbol Cada Día de su vida durante 37 años

🌊 La mujer de 70 años que limpió 52 playas en un año

🌳 Proyecta rostros en árboles de la Amazonia contra la deforestación

📚 El “Señor de los libros” recupera ejemplares de la basura

❇️ El Niño que Salvó a su Pueblo con un Molino Casero

Compartir