Compartir

La aldea de Piplantri en Rajasthan, India, es noticia por iniciativas que fomentan el empoderamiento de las mujeres y la conservación del medioambiente, junto con el aumento de oportunidades de empleo. Todo esto, gracias a un hombre que soñó en grande para su pueblo…

Los sociólogos, analistas políticos e intelectuales han estado preocupados durante mucho tiempo por la proporción equivalente de sexos, en detrimento de las niñas, en constante declive en muchas partes de la India durante las últimas décadas.

Para la gente de Piplantri, en el distrito Rajsamand de Rajasthan, el nacimiento de una niña no significaba una buena noticia. Esto se debió principalmente al elevado sistema de dotes que prevalecía en la aldea. Fue entonces cuando Shyam Sunder Paliwal imaginó un futuro brillante para las niñas. Creía que si los padres de las recién nacidas plantaban árboles y los cuidaban durante 18 años, podrían conseguir suficiente dinero para la boda de la hija cuando fuera mayor de edad.

Así es como funciona el sistema:
Para celebrar el nacimiento de una niña, sus padres, abuelos y parientes plantan 111 árboles. El Concejo Comunal de la aldea los cuida para que los esfuerzos de los familiares no se desperdicien. Grupos de autoayuda de mujeres, ancianas, abuelas, tías se encargan del mantenimiento con su trabajo invaluable.

“Al analizar las estadísticas de la aldea durante muchos años, he observado que, en promedio, hay alrededor de 120 nacimientos durante un año, de los cuales la mitad o 60 son niñas. Ha sido nuestro esfuerzo que nuestras hijas se vuelvan autosuficientes para que los padres no las consideren una carga”, expresa Paliwal.

También hay una carta de juramento, conocida como Kiran Nidhi Scheme, iniciada por la trabajadora social Anna Hazare que Paliwal adoptó en su aldea. Paliwal hizo muchas inclusiones en el plan para reflejar las necesidades cambiantes de los tiempos y para garantizar el desarrollo integral de la niña, no solo en la escuela, sino también en el hogar.

Este juramento de los padres se realiza en un papel sellado e incluye las siguientes condiciones:
– Los 111 árboles plantados en el nacimiento y la niña serán criados con el mismo cuidado.
– No evitaré que mi hija se eduque. No permitiré el matrimonio infantil de mi hija bajo ninguna condición.
– Gastaré este dinero en la boda y/o educación superior de mi hija.
– Nadie de mi familia estará involucrado en evitar el nacimiento de mi hija.
– Los árboles plantados al nacer serán propiedad del pueblo.
– Los fondos aportados por los padres y los donantes llegarían a ser pocos porque los retoños jóvenes plantados durante su nacimiento se habrían convertido en árboles cuando ella alcanzara la mayoría de edad.

Medidas favorables al medio ambiente:
La idea de celebrar el nacimiento de una niña plantando árboles es lo que hace que este esquema sea verdaderamente revolucionario. En Piplantri hay muy poca tierra disponible para la agricultura, y la falta de cubierta forestal por las minas de mármol ha contribuido al problema de la falta de agua potable. Pérdidas en la agricultura y bajos salarios habían obligado a los jóvenes a migrar a tierras más prometedoras, dejando a ancianos, mujeres y niños detrás.

El proyecto de Paliwal fue como un regalo del cielo con la iniciativa de cambiar la realidad su aldea y mejorar la calidad de vida.
Paliwal ha sido considerado un ejemplo inspirador para toda la nación.

Fuente: The Better India

También te puede interesar:

🌱 Plantó más de 11.000 Árboles para devolver Agua al Bosque

🌳 Pasó 30 años Reforestando para Restaurar el Bosque Nativo

🌳Comunidades Originarias están Reforestando los Andes

Compartir