Compartir

Maria Kuriakose, una joven de 26 años residente de Thrissur, India, creó Thenga con la ayuda de su padre, quien construyó maquinaria de bajo costo para ayudarla a convertir cáscaras de coco desechadas en utensilios de cocina, generando un impacto positivo social y productivo, y minimizando las consecuencias ambientales provocadas por la quema de los desechos.

 

  • “Soy Maria Kuriakose, fundadora de Thenga. Siempre quise comenzar un negocio con un propósito y comencé a experimentar con cáscaras de coco a principios de 2020. ¡Esto llevó a la creación de la marca ‘Thenga’ y hoy hemos vendido más de 1800 tazones y cubiertos de coco!
    Me gustaría agradecer a nuestra comunidad por apoyarnos, lo que nos ha ayudado a emplear artesanos en Kerala y a reducir el desperdicio mediante la reutilización de cáscaras de coco ❤
    Nuestra marca significa ‘coco’ en malayalam, ¡y estamos locos por la sostenibilidad!

Después de completar su Maestría en Administración de Empresas en 2017, pasó a trabajar con una empresa corporativa. Dejó ese trabajo en un año porque quería trabajar en un lugar que empoderara a los desfavorecidos. Así que se unió a una empresa social que trabajaba con mujeres de barrios marginales para fabricar toallas sanitarias sostenibles.

Sin embargo, una visita a un molino de aceite de coco en Thrissur le dio la inspiración que tanto necesitaba para su negocio.

“Los cocos son un cultivo versátil, y se puede utilizar todas las partes. Pero noté que las cáscaras de coco se estaban descartando. Investigando más, entendí que algunas empresas las usan para hacer carbón activado, de lo contrario se queman como combustible.”

Ganar con el desperdicio
En 2019, una vez que María decidió vender productos a base de cáscara de coco, habló con artesanos y expertos que estaban elaborando sus subproductos. Pasó unos meses comprendiendo cómo se clasificaban las cáscaras y cómo se fabricaba el producto final.

“Aprendí que para fabricar productos con cáscaras de coco se requería cierta maquinaria. Esto es principalmente para lijar las partes exterior e interior de la cáscara para darle un acabado suave ”, dice Maria.

Sin embargo, no quería hacer una gran inversión en la compra de maquinaria solo para hacer una prueba. Fue entonces cuando su padre de 65 años, Kuriakose Varoo, intervino para ayudar. Siendo un ingeniero mecánico jubilado, sabía lo que se necesitaba para hacer una versión de bajo costo de la máquina.

Aunque sus padres la ayudaron a completar los pedidos, ella sintió que era una molestia fabricar todos los productos en casa y quería dedicar tiempo a comercializar el negocio e innovar nuevos productos. Entonces, se comunicó con algunos artesanos en Thrissur, Kottayam y Wayanad que estaban haciendo cucharones con cáscaras de coco. Algunos de ellos rápidamente se unieron al proyecto. Con su ayuda, María pudo aceptar más pedidos y ampliar la gama de productos disponibles. A finales de 2020, Thenga tenía cuatro tamaños de tazón, tazas de té, velas, cubiertos y maceteros colgantes. Ninguno de sus productos incluye bases químicas para agregar el acabado brillante.

Para conocer más acerca de este emprendimiento puedes cliquear aquí: Thenga en Instagram.

Fuente: The Better India

También te puede inspirar:

🥔 Esta Niña crea Papel Ecológico para Salvar miles de Árboles

🌱 Creó Botellas Orgánicas de Bambú para Terminar con el Plástico

🍚 Crean platos biodegradables a base de hojas de plátano

☕ Tazas ¡Hechas con Café! para Evitar el uso de Plásticos

🌱🌱 Un embalaje que germina al desecharlo

 

Compartir